Atresia vaginal: causas, signos, diagnóstico, código ICD

How to effectively deal with bots on your site?

Contenido

  • 1 ¿Qué es la atresia vaginal?
  • 2 Causas de la atresia vaginal
  • 3 Síntomas de la atresia vaginal
  • 4 Diagnóstico
  • 5 Tratamiento de la atresia vaginal
  • 6 Posibles complicaciones y consecuencias.
  • 7 Medidas preventivas y previsiones
  • 8 Conclusión

La atresia vaginal es un fenómeno patológico, que es una infección de su luz con tejido conectivo. Existen varias formas y tipos de este diagnóstico, en particular, puede ser primario, congénito y secundario, que se adquirió como resultado de ciertos factores negativos. Según su distribución, la atresia puede ser tanto completa como parcial, más a menudo del tercio inferior de la vagina. Es un obstáculo mecánico para el inicio del embarazo y el parto, y también dificulta o bloquea por completo la salida de la sangre menstrual.

¿Qué es la atresia vaginal?

La atresia vaginal es un diagnóstico ginecológico común con el código ICD N89.5. Con esta enfermedad, hay un crecimiento excesivo de las paredes. canal cervical con tejido fibroso, mientras que todos los órganos del sistema reproductivo (el cuello uterino y la cavidad uterina, los ovarios) continúan correctamente función.

instagram viewer

Según la forma, la ginecología clínica distingue los siguientes tipos de atresia:

  1. Completo: toda la cavidad vaginal está cubierta de vegetación.
  2. Parcial: fusión de las paredes en la sección superior, media o inferior (tercio inferior).
Atresia vaginal: tercio inferior, síntomas, tratamiento

Si hay agujeros en los tabiques formados en la vagina, hablan de atresia fistulosa.

¡Importante! La atresia como enfermedad no se considera demasiado común; de cada 10.000 pacientes, se diagnostica en 2-3.

Causas de la atresia vaginal

Las causas de la enfermedad dependen de su forma, así como de la localización de la patología. Por ejemplo, la atresia primaria o congénita resulta de una malformación de los conductos müllerianos que no se fusionan con el seno uroteginal. Esto se ve facilitado por varios factores adversos en forma de enfermedades de transmisión sexual que afectan durante el desarrollo fetal:

  • tricomoniasis;
  • micoplasmosis;
  • herpes genital;
  • VPH;
  • ureaplasmosis.

El segundo tipo de atresia es secundaria o adquirida, es promovida por los siguientes fenómenos:

  • procesos inflamatorios en los órganos pélvicos - colpitis, vaginitis;
  • trauma de nacimiento de la vagina;
  • intervenciones quirúrgicas fallidas;
  • procedimientos médicos complicados;
  • ducharse con una solución desinfectante concentrada.

El desarrollo de la atresia a menudo se ve facilitado por infecciones que lleva el paciente a una edad temprana. Estos incluyen escarlatina, difteria, parotiditis.

Síntomas de la atresia vaginal

La atresia del tercio inferior de la vagina tiene un cuadro sintomático similar a cualquier otra localización de la patología. Los signos de adherencia también dependen únicamente del tipo de enfermedad. En la atresia primaria, se observan los siguientes síntomas:

  1. Durante el período de la menarquia, las niñas no tienen sangrado menstrual externo, pero hay dolores regulares en la parte inferior del abdomen.
  2. Dependiendo de la ubicación de la fusión de las paredes, se produce la acumulación de sangre menstrual, lo que lleva al estiramiento de la vagina, las trompas de Falopio y el útero. En consecuencia, esto conduce a la aparición de hematocolps, hematosalpinx y hematómetro. En este último caso, además del dolor, es posible la pérdida del conocimiento.
  3. El trastorno congénito se puede diagnosticar en bebés y generalmente se asocia con la ansiedad del niño debido a la dificultad para orinar.

La atresia secundaria, que generalmente ocurre en el contexto de infecciones previas o manipulaciones médicas fallidas, se acompaña de los siguientes síntomas:

  • falta de flujo de sangre menstrual;
  • dolor tirante y doloroso en la parte inferior del abdomen;
  • el dolor durante las relaciones sexuales se observa con atresia parcial, por ejemplo, del tercio inferior de la vagina.

Como síntoma peligroso de atresia secundaria, puede actuar el desarrollo de enfermedades como peritonitis, pelvioperitonitis, ruptura de la cavidad uterina.

Atresia vaginal: tercio inferior, síntomas, tratamiento

Si la atresia del tercio inferior de la vagina ocurrió durante el embarazo, esto coloca el curso fisiológico del parto

Con la forma fistulosa de la enfermedad, es posible adjuntar infecciones que conduzcan a la formación de pus. Este último, a su vez, se vierte en la cavidad abdominal, causando una amenaza para la vida del paciente.

Diagnóstico

Los siguientes métodos de investigación se eligen como medidas de diagnóstico para determinar la fusión de las paredes de la vagina, así como el tipo y tipo de atresia:

  1. Examen ginecológico primario en la silla, durante el cual el médico puede determinar la presencia de hematocolpos, que sobresale de la brecha genital en forma de cúpula. La realización de un examen recto-abdominal le permite detectar el estado del útero y las trompas de Falopio, que pueden estar ubicados en lugares altos, agrandados y dolorosos. Con la ayuda del sondeo, el médico determina la ubicación de la fusión, la profundidad de la vagina, que es información valiosa para planificar una cirugía plástica adicional.
  2. Tomar un frotis de la cavidad vaginal para pruebas de laboratorio. Este análisis asegurará que la terapia con antibióticos es necesaria cuando se adjuntan infecciones.
  3. Ultrasonido de los órganos pélvicos, que le permitirá determinar visualmente la presencia de un hematómetro, piómetro, piosalpinx y conocer su tamaño. Si son demasiado pequeños, tiene sentido hacer una resonancia magnética de los órganos pélvicos.

La ginecología moderna utiliza la vaginografía y la laparoscopia diagnóstica como métodos de investigación adicionales. En presencia de piuria o retención aguda, es necesario someterse a un examen por un urólogo. Esto es especialmente cierto con signos de una forma fistulosa.

Tratamiento de la atresia vaginal

El tratamiento de la atresia del tercio inferior de la vagina se entiende únicamente como una intervención quirúrgica. Por lo general, es una vaginoplastia, que implica:

  • eliminación de la fusión de la cavidad vaginal con tejido fibroso;
  • restauración de la permeabilidad del tracto genital.

Un momento obligatorio durante la operación es la apertura del tabique vaginal formado, así como el vaciado del hematocolpos o hematómetros formados a través del canal cervical. Después del lanzamiento, se requiere el saneamiento obligatorio de la cavidad con antisépticos, así como la escisión completa de las particiones.

Como resultado de la cirugía, se forma una herida, cuyos bordes se suturan con catgut, lo que permite no solo lograr la permeabilidad, sino también restaurar la forma de la vagina.

Atresia vaginal: tercio inferior, síntomas, tratamiento

En la última etapa, se inserta un hisopo empapado en aceite de vaselina estéril en el canal cervical.

Si la acumulación de sangre ya ha pasado a las trompas de Falopio, es necesario realizar una operación para extirpar el hematosálpinx a través de la cavidad abdominal. Un requisito previo para la rehabilitación después de la cirugía es la terapia con antibióticos. Después del período de recuperación, a la mujer se le muestran exámenes regulares por parte de un ginecólogo y una vida sexual activa.

¡Importante! Si existe amenaza de re-atresia del tercio inferior de la vagina, periódicamente se realiza bougienage.

Posibles complicaciones y consecuencias.

Entre las complicaciones que provocan la atresia vaginal, las más comunes son:

  • infecciones ascendentes, especialmente en presencia de una fístula;
  • septicemia;
  • peritonitis;
  • re-fusión de las paredes de la vagina, su adhesión.

Si hay una complicación infecciosa, esto conlleva la liberación de sangre infectada en la región peritoneal, lo que conduce al desarrollo de peritonitis. Las consecuencias peligrosas amenazan la fusión de las paredes vaginales en presencia de obstrucción de las trompas de Falopio. Esto puede provocar la ruptura del útero, cuyo contenido completo también se liberará en la cavidad abdominal.

La atresia inflada amenaza con heridas accidentales en el útero, la vejiga o el recto.

¡Una advertencia! Como posible complicación se puede considerar la adherencia de las paredes de la vagina, la cicatrización excesiva, que muchas veces provoca atresia recurrente.

Medidas preventivas y previsiones

Para reducir el riesgo de atresia primaria en mujeres durante el período de gestación, es importante que el curso del embarazo se realice bajo la supervisión constante de un ginecólogo. Esto prevendrá y excluirá el desarrollo de cualquier patología intrauterina. Esto es especialmente cierto en el caso de posibles problemas con el fondo hormonal, en algunos casos se requiere un curso de medicamentos apropiados.

Para excluir infecciones sexuales, que a menudo causan el desarrollo de atresia secundaria, es importante realizar periódicamente pruebas para detectar la presencia de enfermedades de transmisión sexual. Esto es especialmente cierto durante el embarazo, cuando una mujer es propensa a las enfermedades de transmisión sexual.

Como medidas para la prevención de la atresia adquirida son necesarias las siguientes:

  • examen regular por un ginecólogo;
  • ultrasonido programado, pruebas;
  • tratamiento oportuno de enfermedades de los órganos pélvicos;
  • precisión durante un examen médico de los órganos genitales;
  • manejo no traumático del parto fisiológico;
  • evitar intervenciones mecánicas en los genitales, no participar en la autoadministración de medicamentos.
  • negativa a la ducha sin la ausencia de una necesidad urgente.

En presencia de patologías ginecológicas en niñas a una edad temprana, también es importante visitar a un médico con regularidad, lo que ayudará a prevenir la adherencia y fusión de las paredes de la vagina.

Conclusión

La atresia vaginal, independientemente de su localización en el tercio superior, medio o inferior, es la formación de tabiques de tejido fibroso. La patología requiere intervención quirúrgica obligatoria, así como medidas competentes para prevenir la recaída. La atresia secundaria y primaria es causada por varias razones, sin embargo, si no se trata adecuadamente, puede tener consecuencias negativas y peligrosas.

La información y los materiales en este sitio se proporcionan únicamente con fines informativos. No debe confiar en la información como un sustituto del consejo, la asistencia o el tratamiento médico profesional real.

  • Mar 28, 2022
  • 19
  • 0